2 Comments

  1. Esteban Maldonado
    diciembre 13, 2018 @ 11:13 am

    describes muy bien el miedo que genera una certificación inicial, nosotros somos una empresa certificadora y le hacemos saber al cliente, primero, que la certificación inicial es mas bien para cerciorarse que el sistema esta bien implantado, todo sistema necesita madurar y eso se da en el día a día, el sistema bien implantado te ira pidiendo y dando cosas solito, y segundo, que el tener no conformidades es parte de la mejora continua, es normal, no es malo (siempre y cuando no sean mayores), pero hasta eso tiene solución, si tienes un sistema bien implantado y participan todos.
    Es por eso que son muy importantes las casas asesoras, nosotros no asesoramos por conflicto de interés, no podemos ser juez y parte, pero siempre recomiendo a nuestros clientes que se acerquen a un asesor, que les ayude a diseñar e instalar un sistema lo mas sencillo y eficiente posible, el sistema debe trabajar para ti, no tu para el sistema.
    les mando un saludo y felicidades por el blog.

    Reply

    • Javier Aldana Galán
      diciembre 13, 2018 @ 5:04 pm

      Esteban, agradezco mucho tus palabras… Precisamente nosotros somos de esas empresas que ayudan a otras a diseñar, desarrollar e implementar un Sistema de Gestión de Calidad para lograr que él mismo, sea una herramienta (medio) y no el fin, para impulsar a las organizaciones hacia la mejora, la satisfacción del cliente y partes interesadas y la obtención de los resultados que la empresa espera alcanzar. Saludos…

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *